Etiquetas

, , ,

Han pasado las fiestas y casi hemos olvidado que el año acaba de comenzar, que nuestros buenos propósitos aún tienen cabida en nuestros pensamientos cotidianos. Yo, por mi parte, los guardo en un cajón e hiberno dulcemente bajo los muchos centímetros de nieve de mi vida alpina. Parece que la frase de Cabeza de Mujer que hoy os dejo haya vuelto a la vida.

“Son las ocho y media y las cucarachas aún duermen, los niños ya van al colegio y las mantas beben té.”

Si aún no tienes el libro y lo quieres en primicia antes de que salga a la venta, escribe un mail a garcia.broto@gmail.com.

Buen día a tod@s.